Testimonios

- SILVIA

Cuando un niño no aprende de la forma en que le enseñamos, quizás debiéramos enseñarles de la forma en que aprenden", esta reflexión que leí en una ocasión resume un poco lo que ha representado para nosotros la metodología ABA para nuestro hijo Pablo. Que todos los niños con algún problema de neurodesarrollo tienen infinitas capacidades, sólo hay que saber la forma en que podemos ayudarles a que las desarrollen, es algo que teníamos claro, pero los resultados que veíamos eran lentos y por debajo de las posibilidades que creíamos que Pablo tenía. ABA ha supuesto el arranque de todo ese potencial de Pablo que estaba ahí latente, asomando lentamente y volviendo a esconderse. ABA tiene unos objetivos claros, llenos de sentido común y de base científica, la revisión continua de los resultados para que nada desvíe la consecución de esos objetivos. Un aprendizaje desde la base, unos cimientos fuertes sobre los que seguir construyendo paso a paso y creciendo como personas capaces y autónomas.....Con DABADA hemos encontrado un grupo de profesionales fantásticos, muy capacitados y con una forma de trabajar que hace que la metodología ABA sea aún mejor. Porque el método es absolutamente eficaz, pero hay que llevarlo a cabo, con mucha profesionalidad y eso requiere también de una filosofía de trabajo. Son incansables, accesibles, trabajan en contextos naturales, con las familias implicadas siempre, que estemos presentes en las terapias es algo que le dan tanto valor, y nosotros también, porque qué mejor manera de aprender a hacer las cosas bien con nuestros hijos que imitando lo que vemos hacer a nuestros terapeutas. El autismo no descansa, no tiene horario ni se trabaja solo en una sala, el autismo es nuestra forma de vida también, y lo trabajan de esa forma, para prepararnos a vivir con él de forma funcional, para conseguir el máximo de autonomía de los niños, que también es la nuestra como padres. La posibilidad de que los padres que se sientan preparados para ayudar a sus hijos a desarrollarse puedan hacerlo supervisados, incluso a distancia. No tienen límites ni barreras, son muy flexibles para adaptar el trabajo de cada niño a su realidad y a la de sus familias. Trabajan en equipo, se interesan por todos los profesionales que participan del entorno de sus niños, siempre dispuestos a orientarnos a todos, a participar y a poner en común todo el trabajo y los objetivos que se persiguen con el niño. Por eso y por una buena suma de cosas más, DABADA hace que la metodología ABA sea una realidad. Y yo quiero hacerles llegar nuestro más profundo agradecimiento por ser como son y seguir siempre en mejora continua creciendo junto a nuestros hijos. Animar a las familias a unirse a nosotros, porque el destino también tiene su parte de causalidad por los caminos que vamos escogiendo.

FDO: Silvia Mayol Sánchez, mamá orgullosa de un niño con autismo que me enseña y me sorprende cada día.

 

 - KETTY

Me llamo Ketty, mamá de Bryan, mi niño tiene autismo. Comparto mi testimonio, desde que mi niño asiste a terapia en DABADÁ, su cambio ha sido grandioso, cada vez avanza más. Cuando llegó a DABADÁ, no tenía vocabulario ninguna, a los dos primeras semanas se notaron grandes avances, cada vez son mas grandiosos cambios, le fluye más las palabras, estoy muy agradecida porque había probado varias terapias sin resultados algunos. 

 

 - ISABEL

Hola, soy la madre de un niño que está a punto de cumplir 14 años. Mi hijo comenzó a recibir terapia ABA en el centro DABADA cuando tenía 10 años.

Para nosotros, fue un antes y un después, y digo para nosotros porque el cambio no ha sido sólo para mi hijo, sino para el núcleo familiar también.

A los 10 años ya llevábamos un amplio recorrido por diferentes centros en Murcia y fue en DABADA dónde encontré lo que hasta ahora no habíamos tenido. Por fin entrabamos a las sesiones para aprender.

Había una intervención domiciliara y terapia en casa que es dónde verdaderamente se dan las condiciones de dificultad y en el entorno. No en la sala de terapia dónde es todo virtual. Los terapeutas son los que se adaptaron a las necesidades específicas de mi hijo y de la familia haciendo un programa especifico para mi hijo y acorde a su edad ( que por supuesto cambian mucho a las de un niño de 3-4 años o a las de uno de 19 años) y también a las prioridades nuestras que en ese momento eran las de autonomía.

En todo momento me asesoran de las dificultades que vamos teniendo en el día a día por unos profesionales muy bien formados en este tipo de intervención y volcados totalmente en el bienestar del niño y de la familia.

Gracias siempre DABADA.

 

- ANA BELEN

Para nuestra familia que Iker reciba terapia en DABADÁ ha sido fabuloso, ya que veníamos de otro tipo de terapia y no avanzaba nada en un año. A los seis meses de comenzar en DABADÁ Iker tuvo un cambio muy grande ya que entró sin ninguna base. El trato ha sido espectacular desde la dirección hasta todos los terapeutas, muy profesionales, atentos, cercanos y sobre todo humanos. En 23 meses que estamos recibiendo terapia en DABADÁ Iker a mejorado muchísimo y vamos a por más. Estar en DABADÁ me ha hecho conocer personas que me han ayudado mucho con mi hijo y sobre todo que lo quieren y eso para una madre no tiene precio.

 

- MONICA

Hola soy Monica mama de Rubén de 11 años, con TEA. Mi experiencia con DABADÁ ha sido genial. Empezamos hace 3 años y medio y mi hijo ha dado un cambio impresionante, a pesar de estar bastante afectado. La vida de nuestra familia ha cambiado a mejor y la de mi hijo por supuesto. Estoy muy agradecida al centro y a los terapeutas por el trato, el trabajo con mi hijo y el trato humano. No tengo mas palabras. Ojalá los hubiera conocido antes. La terapia ABA funciona.